domingo, 13 de octubre de 2013

Amputaciones


Amputaciones


Personalmente considero que toda amputación implica una pequeña derrota. Como cirujanos deberíamos poder solucionar todo tipo de traumatismos y en caso de no poder solucionarlos, siempre podemos remitirlos a un compañero con más experiencia, pero en ocasiones la naturaleza de la lesión no permite una reparación quirúrgica por daños neurológicos irreparables o infecciones incontroladas. Ante una situación así, cuando la amputación es la única alternativa prefiero aceptar la derrota en la batalla pero ganar la guerra, salvando la vida del paciente.

Y esa es la razón de este artículo, quiero desmitificar el miedo que hay ante una amputación. Nuestros pacientes no tiene prejuicios y se adaptan mucho mejor que sus dueños a la nueva situación, de modo que en muchas ocasiones la cuestión es convencer al propietario de que su mascota podrá tener una vida feliz,  para lo cual adjuntaré algunos ejemplos.

En primer lugar comentaré el caso del siguiente gato:



parálisis plexo felino


Este paciente no tiene ningún tipo de sensibilidad dolorosa en su extremidad.  Hay un déficit neurológico  por una parálisis completa del plexo braquial.
Cuando el paciente está en estación el miembro cuelga flácido con el dorso de la mano apoyado sobre el suelo (lesión del nervio axilar). La posición característica es de un "codo caído" con flexión carpal, de modo que el miembro afectado puede parecer más largo que la extremidad normal.
El dorso de la mano a menudo es arrastrado sobre el piso, produciéndose excoriaciones graves a nivel de esta zona.

Se trata de un daño neurológico irrecuperable, ese paciente arrastrará la extremidad continuamente, produciendo lesiones crónicas en carpo y columna, además el peso de la extremidad será un lastre que no necesita. 
Una vez determinado que la amputación es la única opción, se realiza la cirugía:


amputación pata gato


Hace algunos años, solía hacer este tipo de cirugías cortando por la articulación del hombro y conservaba la escápula, pero la posterior atrofia muscular producía una espina de la escápula muy prominente y antiestética, por lo tanto he cambiado la técnica y ahora elimino también la escápula, logrando resultados mucho mejores desde el punto de vista estético.

El siguiente ejemplo es un gatito joven, con sintomatología muy similar, que también arrastraba su extremidad anterior,  por lo tanto, ante la falta de respuesta neurológica se decidió la amputación para evitar las lesiones continuas del miembro,  y se le realizó la misma cirugía:


amputación pata delantera gato


Soy consciente de que la primera  imagen del post operatorio inmediato es dura, pero luego la recuperación del paciente es muy buena, y a los pocos días el aspecto del paciente ha cambiado totalmente, como puede apreciarse en la siguiente imagen:


amputación felina


… Es posible que alguien se cuestione su capacidad para moverse y jugar, pero precisamente ese es uno de los objetivos de este artículo, por lo tanto aportaré un vídeo que demuestra su movilidad:






Hemos apreciado que  incluso con tres patas es un gatito alegre, y no puede resistirse a jugar con una pelota,  sin plantearse si tiene alguna limitación.



amputación felino


Este tipo de pacientes al crecer son animales totalmente normales, que pueden ser la mascota perfecta si se les da una oportunidad, si tienen una casa de acogida y no necesitan cazar para vivir, y como animales de compañía son tan cariñosos y juguetones como cualquier otro.

El siguiente ejemplo es un desafío todavía mayor, se trata de un gatito muy pequeño recogido de la calle, con una gangrena seca de su extremidad posterior, al que como último recurso se le amputa dicha extremidad.


amputación felina


Nuevamente la imagen del post operatorio inmediato es dura, pero poco tiempo después el paciente ya está en pié, y nos demuestra que es un luchador, y que quiere vivir:


amputación felino


Las amputaciones del miembro posterior resultan más traumáticas para el paciente que cuando se trata del miembro anterior, pues el abdomen está desplazado caudalmente y la extremidad sana debe soportar proporcionalmente más peso que si fuese una amputación del miembro anterior, pero además, en fases iniciales, el paciente tiene la dificultad añadida de que necesita flexionar la extremidad para orinar y defecar, lo cual resulta complicado, pero con un poco de tiempo llegan a controlarlo con normalidad, y pueden llegar a ser animales igualmente hermosos:


amputación miembro posterior gato


Es probable que después de estos ejemplos, mis lectores comprendan que si es necesario, se puede amputar una extremidad a un paciente felino y garantizar que el animal podrá tener calidad de vida, pero muchos se preguntarán si con los pacientes caninos ocurre lo mismo, por lo tanto mi último ejemplo es de una perra de raza galgo español que después de muchas complicaciones sufrió la pérdida de una extremidad posterior, y sus dueños se preguntaban si era lícito privar a un galgo de la posibilidad de correr, pero alentados por nuestros consejos decidieron dar una oportunidad a su mascota.  
Esta es la imagen del paciente tras la cirugía:



amputación canina


Y ahora pondré un video de este mismo paciente a las dos semanas de la intervención en la que se le puede ver feliz corriendo por la playa, y a pesar de que todavía no le ha crecido el pelo de la zona rasurada para la intervención, no hay ninguna duda de que puede ser un galgo corredor tan feliz como cualquier otro, a pesar de la cirugía.





Ante ejemplos así, no me cabe la menor duda que tras la cirugía éstos pacientes pueden ser animales totalmente felices, y aunque inicialmente resulte duro (para sus dueños) necesariamente deberíamos recomendar la amputación como el menor de los males, y ese es el objetivo de este artículo.


5 comentarios:

  1. que bonito lo que hacen.. los felicito, mi gatito esta con una triple fractura y en mi país las operaciones son muy costosas.. personas me dijeron que le pongan una inyección para dormir por el echo de ser una operación tan costosa. Pero aunque me cueste mucho dinero operarlo opte por eso, yo al momento de adoptar a mi gatito opte por cuidarlo como si fuera mi hijo.. a un hijo no lo dejariamos morir asi como asi.. Ojala se puede operar para no perder su pierna.. Con lo que vi en este blog me puedo quedar tranquilo que en caso de que no se pueda recuperar su pierna se puede amputar y no sufriria como pensaba ponindome en esa situación. Gracias y que dios los bendiga

    ResponderEliminar
  2. Nuestras mascotas no tienen complejos y si pueden moverse y jugar con nosotros nada mas les importa. Si este artículo sirve para que se comprenda que la amputación es mejor que la eutanasia, me siento muy satisfecho.
    Siento que tu gatito esté mal, y espero que pueda recuperarse, pero en caso de que no fuese posible, estoy seguro que podrá ser una mascota feliz aunque sólo tenga tres patitas, especialmente con un dueño que le quiere tanto.
    Es estupendo que las mascotas puedan disfrutar de dueños tan comprometidos.
    Muchas gracias por leer mi blog, Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  3. Me ha emocionado y tranquilizado leer su artículo. Nos acaban de decir que, debido a un tumor en una almohadilla, no hay otra opción que amputarle la pata a nuestro gato.

    Ya puede imaginar cómo nos sentimos cuando nos dijeron el diagnóstico, yo personalmente estoy hundida. Por eso no sabe cómo le agradezco que comparta su experiencia con nosotros en momentos tan duros.

    Si no hay otra opción, tal y como ud. comenta, habrá que aceptar la derrota en la batalla y pensar, no obstante, que si ello es a cambio de que nuestro Óliver pueda continuar con nosotros, teniendo una vida feliz, vale la pena. ¡Gracias otra vez!

    ResponderEliminar
  4. hola! una consulta, de que depende dejar o no un muñon? saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde el punto de vista quirúrgico es más fácil dejar un muñón, pero si dejamos un muñón el paciente lo apoya para caminar o para mantener el equilibrio y ese muñón siempre dará problemas.
      Personalmente prefiero hacer una amputación lo más craneal posible, para que no quede muñón que se pueda apoyar, y el resultado final será mucho mejor para el paciente, y mucho menos problemático para el propietario.

      Eliminar