domingo, 14 de febrero de 2016

Rotura del tendón calcáneo común


Rotura del tendón calcáneo común


El tendón calcáneo común ó tendón de Aquiles está formado por los  tendones del músculo gastrocnemio y  tendón común de los músculos semitendinoso, recto interno y bíceps femoral, que se insertan directamente en el hueso calcáneo y también el tendón del músculo flexor digital superficial que pasa sobre el borde dorsal del calcáneo y se inserta en la cara plantar de la falange media de los dedos del pie.

Las roturas de este tendón calcáneo común pueden ser totales y afectar a todos los tendones o pueden ser roturas parciales que afecten a sólo alguno de los tendones que lo componen. 
Para su reparación deben identificarse si es posible que tendones están rotos y proceder a su sutura independiente, aunque en casos crónicos  puede intentarse una sutura en masa. 

Tras la reparación tendinosa es preciso un tiempo de reposo para facilitar la consolidación de las suturas, mediante una fijación externa o también puede aplicarse un tornillo desde tarso a tibia para inmovilizar la articulación.


rotura del tendón de Aquiles



El caso que presento en este artículo corresponde a un cachorro de Weimaraner ó Braco de Weimar, un macho de seis meses y 18 kg que atravesó una ventana y presentaba un importante corte a nivel del tendón de Aquiles, y una postura de plantigradismo de esa extremidad. Puesto que el corte fue durante el fin de semana y finalmente el paciente dejó de sangrar, lo trajeron a la consulta dos días después, con una importante infección e inflamación local debido a la contaminación de la herida y al lamido del paciente.

El tratamiento inicial consistió en limpieza y desinfección, administración de antibióticos y antiinflamatorios, vendaje de la herida, reposo y colocación de un collar isabelino hasta controlar la infección inicial y lograr unas condiciones de higiene suficientes para abordar la cirugía.

Tras varios días de curas y medicación llegó el momento de realizar la reparación. Tras incidir sobre el tendón se intentan localizar los distintos componentes, lo cual no fue fácil porque debido a que habían pasado varios días había una importante retracción de los mismos


rotura del tendón de aquiles


Para la sutura de tendones hay varias opciones, aunque la que presenta mejor resistencia a la tracción es la sutura de polea de tres lazos ó three loop pulley, que debe ser realizada con sutura de monofilamento no absorbible para maximizar la resistencia y duración.


sutura del tendón de aquiles


Tras la sutura del tendón se cierra por planos la incisión y también los cortes que había originado el traumatismo inicial.

En éste caso la fijación adicional era un problema pues se trataba de un cachorro en crecimiento, por lo tanto se descartó la idea del tornillo desde calcáneo a tibia distal para no interferir en líneas de crecimiento y se optó por fijadores externos



rotura del tendón de aquiles




rotura del tendón de aquiles


Puesto que es muy  probable que el cachorro siguiese creciendo durante la cicatrización se dejaron las barras laterales de los fijadores un poco más largas y cada dos semanas se sedaba al paciente y se movían un poco los fijadores del cuerpo de la tibia para compensar el crecimiento de la extremidad.


La cicatrización externa fue bastante rápida y en 10 días la piel ya estaba curada, aunque el tendón era bastante más ancho que en la otra extremidad.


rotura del tendón de aquiles



tendón de aquiles


Para valorar mejor que estaba ocurriendo internamente resultó ser muy útil la ecografía de tendones. 
Probablemente muchos compañeros apenas tendrán experiencia en  ecografía de tendones, pero en el caso del calcáneo común es muy fácil pues sólo hay que poner el ecógrafo sobre el tendón sano para ver una estructura homogénea y uniforme, bien delimitada distalmente por el perineuro y sin alteraciones internas, y luego comparar con el tendón lesionado



ecografía tendón aquiles



rotura del tendón calcáneo común



El engrosamiento del tendón es evidente, y además internamente se aprecian pequeñas zonas de discontinuidad, junto con los hilos de las suturas.


Tras siete semanas se retiraron los fijadores externos, y el aspecto radiográfico era bastante bueno, a pesar del mencionado engrosamiento en la zona de la lesión.


tendón de aquiles


La última fase consistió en una férula de fijación, que no impedía la flexión y movilidad articular pero si limitaba parcialmente las fuerzas sobre el tendón calcáneo común y la articulación tibio tarsal.

Y este es el aspecto final a los tres meses de la cirugía


tendón de aquiles





La actividad del paciente es totalmente normal, el apoyo es adecuado y sólo resta una pequeña cicatriz engrosada que no implica ningún tipo de molestias para el animal.



No hay comentarios:

Publicar un comentario